Realmente es muy difícil no cometer errores durante la entrevista. Somos humanos y determinados factores como los nervios o las preguntas trampa pueden hacer que no respondamos tan bien como deberíamos. De todos modos hay una serie de errores que sí se pueden evitar en una entrevista. No menosprecies este listado, evitar cometer este tipo de errores generales puede marcar la diferencia entre conseguir o no el puesto.[…]